La vida no es mas que un interminable ensayo, de una obra que jamás se va a estrenar...

Seguidores

lunes, 15 de marzo de 2010

La forma en que sabe...


Hay veinte maneras de sentir. Veinte maneras de ser.
Alguien me tiene que proteger de lo que quiero.
Los movimientos se hacen mas suaves y suelen jugar con mi pensar, no quiero quedarme aquí.
Dame mi dosis de entusiasmo que perdí en este camino quien sabe donde...

Las voces siguen resonando en mi mente.
Las escenas se repiten una tras una y no me dejan en paz.
Mil soledades muertas y revividas ...

Mil sabores amargos eh probado... tal vez sea hora de cambiar la forma en que la vida sabe.

3 comentarios:

Cin dijo...

uy q lindo escribis!!!
es buenisimo!

a veces necesitamos parar sentirle el gusto a la vida y ver si es dulce o amargo. y si es amargo, tratar de endulzarlo.

besos, me encanto el blog!

Ale dijo...

+



Tus palabras me martillan la cabeza una y otra vez.





Ale.-

EL ERRANTE dijo...

Cierto, hay momentos en que uno desea probar otro sabor, otro destino. Cuando esa curiosidad se siente y nos avisa hay que intentar accionar y no quedarse en el intento.